Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo, Javier Fesser 2014

De chichones y más chichones, y de “el aquello”

Los movimientos sensuales de las enormes curvas de Ofelia caminando por la central de la T.I.A. nos meten de lleno en el 3D de la primera película de animación estereoscópica de Javier Fesser (con los mismos personajes que utilizó de carne y hueso en “La gran aventura de Mortadelo y Filemón” en 2003). La secretaria le lleva un sobre “Top Secret” al Superintendente de la agencia, cuyo robo por parte de uno de los mayores criminales de la historia “Jimmy el Cachondo” será el comienzo de la aventura de nuestros protagonistas para salvar al mundo: “dos descartes de la humanidad”, según su jefe, a falta de mejores agentes con los que contar para esta misión.

Desde el principio podemos notar la debilidad del director hacia Filemón Pi – frente a Ibáñez, su creador, que como ya sabemos prefiere a Mortadelo-, Fesser considera que es un personaje más cercano, más como nosotros, frente al rey de los disfraces que es más como un marciano que ni siente ni padece. Debe ser por eso que Filemón se pasa la película recibiendo mamporros, perdiendo dientes y lleno de chichones. Chichones por los que todos sufrimos con él.

La luz de la película es realista, la limpieza y la suciedad en los objetos también es real; cada fotograma es único, muy descriptivo, los colores son vibrantes y ayudan a hacer destacar la acción y a sus protagonistas por encima de todo; las enormes narices de los personajes, el movimiento de los ojos, la suciedad de los dientes, todo perfectamente detallado y real. Vemos la marca Ibáñez en el “product placement”, como “Oño” en una cabina telefónica, o el guiño en respuesta a la corrupción reinante “Hay untamientos” en el lateral de una furgoneta oficial del ayuntamiento. Tiene todos los ingredientes de una película de acción: persecuciones en sidecar, por lo que parecen las calles de San Francisco, más que las de Madrid que reconocemos en algunos momentos; persecuciones en el aire, mamporros a mansalva y un millón de pequeños detalles que debido a lo trepidante de la acción nos perdemos inevitablemente.

El “Tronchamulas”, Mari, Trini, la portera, el Profesor Bacterio -la “reversicina”- el Súper, Ofelia, la chica, el policia municipal -recurrente también en los tebeos-, Rompetechos como actor secundario, hay una gran película detrás de cada personaje y nos quedamos con ganas de más. Es una historia nueva, pero que no deja de utilizar lo de siempre, aunque de forma diferente, Fesser nos hace sentir la experiencia de leer un tebeo nuevo.

Me gustaría destacar también el magnífico trabajo de doblaje de todos los personajes.

Pese a todo, no es una película de animación habitual, no es una película familiar al uso, es un cine más adulto, no está hecho para agradar a todos. Es una animación castiza, cotidiana, cañí, de españoles sin complejos. Nos demuestra su director que no hace falta ser “Torrente” para mostrar la España cañí, esta película sí es Marca España, porque tenemos una parte técnica de animación en nuestro país muy solvente, quizá lo que fallan a veces son las historias.

Salgo del cine con una gran sonrisa que me devuelve a la niñez recordando como me sentaba a leer los tebeos de Ibáñez en el sofá de casa con mi hermano mayor y como esos tebeos y libros recopilatorios deben ser casi las únicas cosas de la infancia que mis hermanos se llevaron de la casa familiar al establecer sus propios hogares y que ahora leen en sus propios sofás a sus hijos y siguen disfrutándolo tanto como lo hicimos nosotros.

Anuncios

4 Comentarios

  1. Hola, Pilar!

    Quizás influya mi debilidad por los personajes de Ibáñez, pero me ha gustado mucho tu crítica. Como siempre, mucho ritmo y mucha información alrededor del rodaje, que siempre son de agradecer. Creo que, además, consigues sacar una lectura interesante de la película. No las tenía todas conmigo, pero me has animado a verla!

    Que sepas que ahora tengo ganas de desempolvar mis tebeos de estos entrañables personajes 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola, Pilar:

    me alegra ver que has hecho el esfuerzo de hablar del lenguaje animado de la película. No obstante, la crítica me parece algo atropellada. De nuevo, veo problemas de puntuación y te han quedado algunas frases bastante raras y confusas, como esta: “Es una historia nueva, pero que no deja de utilizar lo de siempre, aunque de forma diferente, Fesser nos hace sentir la experiencia de leer un tebeo nuevo”.

    También me coloca cerca del desconsuelo leer cosas como esta “Pese a todo, no es una película de animación habitual, no es una película familiar al uso”. ¿Dónde está escrito que la animación habitual implique película familiar?

    Por otro lado, debo confesar (y aquí nos enfrentamos a un problema mío y no necesariamente de tu crítica), la franca antipatía que siento por el concepto “Marca España”.

    un abrazo,

    jordi

    Me gusta

    • Gracias Jordi por tus comentarios y sobre todo por la corrección en lo de “animación habitual”, tienes razón, muy topicazo, tomo nota. Lo de atropellarme… lo intaré corregir también. Y lo de la “marca España” iba más por alabar a nuestros técnicos, quizá innecesario ya este mundo globalizado, pero entiendo tu antipatía!
      Abrazos,
      Pilar

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s