MI SEGUNDO DÍA POR MÁRGENES:

 

Todas las cosas que no están / El gran vuelo  y Las Altas Presiones: Viajes encontrados.   

 

El sábado 6 continúa el Festival Online de Márgenes por las salas de Cineteca. El mediometraje Todas las cosas que no están (2014) de Teresa Solar Abboud, El gran vuelo (2014) de Carolina Astudillo, Lacrau (2013) del portugués João Vladimiro, Las altas presiones (2014) de Ángel Santos Touza y El rostro (2013) del argentino Gustavo Fontán, eran el menú de día.

Al solaparse los horarios tuvimos que elegir.

La tarde comenzó con una doble sesión: Todas las cosas que no están  y El gran vuelo. Ambas con un punto en común haber sido realizadas por mujeres, reflejando una vez más, la apuesta del festival -este año conseguida- por lograr la tan soñada paridad entre hombre y mujeres, como comentaba Gonzalo de Pedro en la presentación de las mismas. Pero no sólo encontramos esta similitud. Estamos ante dos propuestas en las que una mujer es la protagonista, el film de Teresa Solar se nos presenta como la búsqueda de imágenes que cierren el puzle que tiene en su cabeza, y en el caso de Carolina aunque también comienza con una búsqueda, y precisamente de una mujer, le interesará más crear ese puzle abierto a miles de posibilidades.

El mediometraje de la directora madrileña, Todas las cosas que no están, es realmente un viaje a veces errático y en ocasiones oportuno, origen de vivencias y situaciones que van a ir tomando forma, pero acosta de quedar vacío de sentido. La propia directora comentaba en el coloquio posterior a la proyección, que ella estaba realizando un estudio escultórico sobre submarinos y que por casualidad llegó al submarino protagonista del film, fotografiado por el prestigioso creador del flash moderno H. E. Edgerton y que fueron esas imágenes las que le motivaron investigar lo que había más allá. Teresa pretende evocarnos de una manera consciente las imágenes leiv motiv del film, un mundo que no se nos permite ver y que nosotros como espectadores debemos construir a partir de sus imágenes más o menos construidas. Muy buena idea para tan plana creación audiovisual.

Realmente el público asiste a la proyección expectante a mil y una complejidad aludida por la voz en off pero ese frustrar constante de expectativas visuales, en vez de crear el efecto deseado por la directora, lo que ocurre en la cabeza del espectador es una sensación de saturación visual y abstención del pensamiento. Al final a lo que asistimos es a un discurrir de imágenes más o menos fatigosa que no remueve para nada la psique oculta del vidente, sino que por el contrario motiva a pensar banalidades de uno mismo, como que voy a cenar cuando salga o que ropa me pondré mañana para ir a trabajar.

 

Por el contrario en el caso de Carolina su viaje histórico a las profundidades de la tan trasnochada posguerra española, a través de la figura de Clara, una mujer comunista capturada tras la Guerra Civil y fugada por la puerta principal de una de las cárceles catalanas más famosa de los años cuarenta, se convierte en un relato fascinante, original e inspirador. No enfrentamos a una lección de historia a través de un lenguaje conocido, el del  documental histórico al uso, pero con un trasfondo delicado y provocativo pocas veces trabajado en el panorama nacional.

Partiendo de unas pocas fotografías y unas cuantas de cartas, la directora chilena nos dibuja un retrato de la sociedad barcelonesa de esta época, poniendo la mirada, dónde no se deja mirar o no se quiere, tocando puntos delicados sobre la liberación de la mujer o el modus vivendi de la clase media catalana de estos años. Con ecos a Tren de sombras (1997) de José Luis Guerín y con el riguroso tono de una de las últimas películas homenaje a los rebeldes asturianos Equí y n´otru tiempo (2014) Ramón Lluis Bande, pero con un lenguaje mucho más accesible, a través de las anécdotas de Clara, el espectador logra entender y asimilar muchos de los predicamentos asociados a esa época, con un trabajo de investigación y montaje dinámico e inagotable, que hace que te quedes pegado a la butaca de las sala.

 

Para terminar el día, nos esperaba la parte masculina de la paridad con Las altas presiones, tanto dirigida como protagonizada por los Adanes de la tarde. Nos estamos refiriendo al director gallego Ángel Santos (Dos fragmentos / Eva  (2012) y al actor Andrés Gertrudix (La herida, 10 noches en ninguna parte, entre otras) con similitudes en cuanto a temática se refieren con las dos propuestas anteriormente expuestas. Cerrando el círculo del día, en esta ocasión es un hombre el que comienza un viaje a la búsqueda de algo. En este caso, ese algo, es buscar localizaciones para una película que no es su proyecto y tampoco le importa mucho. Pero este hecho supondrá el motor dinamizador de la historia, ya que Miguel tendrá que regresar a su Galicia natal, para poder realizar dicho trabajo. A partir de aquí, ya nada será como antes, ¿o si? Con esta excusa, como es lógico, se nos llevará por otros derroteros, que no por previsibles serán menos ansiados.

Con un retrato de la topografía de Vigo, nada convencional por ello sugerente y evocadora mostrando una cara y ocultando otra, como la propia vida del protagonista, Las altas presiones, toca ciertas partes del alma cinematográfica pero sin llegar a conquistarla del todo. Tal vez su visión sesgada y un tanto reduccionista de la figura de la mujer en la vida de Miguel, tan contrastada con el retrato de antihéroe español contemporáneo arrastrado por la masa, que se nos intenta vender del protagonista, añadido a la visión realista pero sin rematar en sus costuras de ciertas secuencias aparentemente desmembradas, cayendo incluso en el ridículo, puedan ser las claves de ese ‘no entusiasmo’ por el film que uno saca al terminar su visionado.

Sin dejar a un lado que estamos ante una muestra más notable de esa nueva corriente de hacer cine contemporáneo español, de economía de medios e incluso de emociones, Ángel Santos resuelve un film, que apuesta por los retos difíciles de resolver y es ahí donde reside su valía. No en balde con esta película se ha erigido como fragante ganador de la sección Nuevas Olas del pasado Festival de Cine Europeo de Sevilla.

Así terminaba nuestro primer día intensivo de festival, retomando fuerzas para la próxima jornada que se presenta igualmente estimulante.

 

Anuncios

2 Comentarios

  1. Diana, no te enfades, pero creo que te has asalvajado un poco tras tantos meses sin disciplinarte, ni hacer tus deberes blogueros.

    La crónica me parece un poco apresurada y confusa.

    La puntuación es caótica.

    Hay párrafos que se las traen, como este: “Realmente el público asiste a la proyección expectante a mil y una complejidad aludida por la voz en off pero ese frustrar constante de expectativas visuales, en vez de crear el efecto deseado por la directora, lo que ocurre en la cabeza del espectador es una sensación de saturación visual y abstención del pensamiento. Al final a lo que asistimos es a un discurrir de imágenes más o menos fatigosa que no remueve para nada la psique oculta del vidente, sino que por el contrario motiva a pensar banalidades de uno mismo, como que voy a cenar cuando salga o que ropa me pondré mañana para ir a trabajar.”

    Y ten en cuenta también la precisión léxica: cuando usas “fragante” es evidente que quieres decir otra cosa.

    Como nos conocemos de otros cursos, sé que todo esto que te señalo sólo se puede deber a un motivo: no has repasado el texto y lo has subido a lo bruto. Entiendo que te estaba presionando estos últimos días para que te pusieras en marcha, pero me podía haber esperado unos minutos más -los que tú hubieses necesitado para hacer una última lectura y acicalar el texto para que pareciese el niño bonico y repeinado que, sin lugar a dudas, es en potencia-.

    un abrazo,

    Jordi Costa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s