“Me cambiaría por ese pájaro que canta” (Dos días, una noche)

114857

Una mujer descansa, está dormida. Es de día, suena insistentemente un teléfono. La mujer tarda mucho en despertar. Tras la conversación, llegan las primeras autoinstrucciones: “no llores”, “aguanta”. Con el movimiento característico de cámara, desde la primera secuencia, Jean-Pierre y Luc Dardenne se cuelan en la vida de Sandra, haciendo inseparables  al espectador de los dos días que tendrá que afrontar.

Sandra (Marian Cotillard) se enfrentará a sus debilidades personales y  a las impuestas socialmente, provocando la difícil situación propia de un comercial a puerta fría, pero buscando la compasión y empatía de sus compañeros de trabajo, haciéndoles visibles las consecuencias que hay detrás de toda decisión laboral (responsabilidad impuesta por la empresa a los trabajadores). Esta es la estrategia que emplean los hermanos Dardenne: humanizar la elección y la toma de decisiones apelando al lado más humano de los demás, a través del “ponte en mi lugar” caído en desuso en nuestros días. Sandra camina, llama puertas, espera, cruza la ciudad agarrotada por el sentimiento de culpa con el que visita a sus compañeros. La cámara de los Dardenne irrumpe en la intimidad de cada encuentro de Sandra con sus compañeros, inmiscuyéndose en su vida, de la misma manera en que lo hacían en las vidas de los personajes de sus anteriores trabajos. El desempleo es una constante en ellos, la desesperación por la falta de trabajo caracteriza a los protagonistas de la cinematografía de los Dardenne, EL niño, Rosetta, El silencio de Lorna, todos ellos comparten la angustia de no valerse nadie sin un empleo, donde  las relaciones que establecen con los demás están plagadas  de conflictos, y las relaciones con uno mismo se definen por el nivel de autonomía y solvencia que pueden demostrar. Este equilibrio entre la realización personal y el saberse cuidado por los demás, clave argumental en El niño de la bicicleta, su trabajo anterior, un equilibrio que ahora Sandra busca a través de un camino de autorrealización personal que parte del “no existo”, fruto de la desvalorización que obtiene de los demás, y que termina con el reafirmamiento de sí misma, y con el constante acompañamiento de un marido que sabe compartir sin eclipsar.

Los Dardenne apuestan por apelar al ser humano, haciendo que Sandra emprenda una lucha en la que mantener su puesto de trabajo no arrastrara un conflicto para las demás personas, en un mercado laboral depredador que como pudimos ver en cinematografías tan distintas como la de Costa Gavras, que optó en Arcadia porque su protagonista eliminara a sus posibles competidores para un puesto de trabajo. Directores que encuentran maneras muy distintas de terminar con las miserias que habitan detrás de la cotidianeidad víctima de la falta de empleo. Situaciones que parecían reflejar el lado marginal de Europa, y que ahora pasan a formar parte del primer plano de la preocupación social actual. Dos días y una noche, podría ser la historia de una de esas millones de personas que se han visto afectadas por las decisiones económicas que toman las empresas, y que cuando no acaban con la persona que hay detrás de cada decisión, la alternativa se convierte en seguir luchando, por muchas que sean las ganas de cambiarnos con los despreocupados y risueños pájaros del parque.

Anuncios

3 Comentarios

  1. Querida Cristina:
    Te ha costado – esto lo digo un poco con “retintin”, sé que te vas a reír cuando leas esto-, pero ha valido la pena la espera! Se nota que la película te ha gustado. He sentido como me llevabas con Sandra en ese puerta a puerta en el que lucha por su puesto de trabajo y en definitiva por su futuro en este complicado mundo laboral de nuestros días. Quizás eche de menos un contexto mayor de la acción de la película, lo siento más como un discurso político, pero aún así, me ha gustado mucho tu texto !!! Deseando seguir leyéndote!
    Un beso,
    Pilar

    Me gusta

  2. Hola, Cristina!

    Estoy con Pilar en el apartado político. Con lo característico del estilo de los Dardenne, echo en falta algo más de texto en referencia a ellos. Sobre todo porque, cuando la vi, me confirmó que han derivado hacia un cine algo menos austero y radical, más pausado, aunque siempre con su esencia.

    Con respecto al análisis sociopolítico, totalmente de acuerdo con que es lo que transmite la película. Me gusta cuando destacas que sacan siempre el lado más humano de personas al límite, en situaciones donde difícilmente puede esperarse tal comportamiento.

    Gracias por tu aporte! 🙂

    Me gusta

  3. Me alegra mucho que ya hayas roto el hielo con el blog de este año, Cristina. Y has hecho un muy buen texto, No puedo discutir la película a fondo contigo porque no la he visto, pero tu análisis me permite, en cierto sentido, verla.

    Sólo te hago un reproche. Esta frase te ha quedado muy rara: “Los Dardenne apuestan por apelar al ser humano, haciendo que Sandra emprenda una lucha en la que mantener su puesto de trabajo no arrastrara un conflicto para las demás personas, en un mercado laboral depredador que como pudimos ver en cinematografías tan distintas como la de Costa Gavras, que optó en Arcadia porque su protagonista eliminara a sus posibles competidores para un puesto de trabajo”. Es, de nuevo, algo que está pasando a menudo en muchos textos subidos al blog: problemas de puntuación y sentidos confusos debidos a que subís muchos textos sin darles un último repaso/lectura. Intentad ser un poco más puñeteros con estas cosas, porque yo no puedo evitar decíroslo y, la verdad, me entristece leer textos desaliñados cuando sé que sois perfectamente capaces de evitar estos errores de forma.

    Destaco, no obstante, esta idea que me parece clave: “Situaciones que parecían reflejar el lado marginal de Europa, y que ahora pasan a formar parte del primer plano de la preocupación social actual”. El gran punto de inflexión en el cine de los Dardenne podría estar ahí: su cine ya no habla de zonas de exclusión, sino de la Europa obrera entera.

    un abrazo,

    Jordi Costa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s