JAUJA (2014) – Lisandro Alonso

El western desubicado

     La fascinación del ser humano por la naturaleza no encuentra barreras en el lenguaje cinematográfico. El brillo poético de Malick se complementa con la belleza oscura de Reygadas, que puede evolucionar hasta las siniestras profundidades del tándem La isla mínimaTrue Detective (2014). En su quinto largometraje, Jauja (2014), Lisandro Alonso opta por plantear un desolador desierto argentino como indescifrable laberinto paradójico que fagocita almas a la deriva.

     El estatismo tarkovskiano de estos personajes se potencia con constantes planos fijos generales, que los anclan al paisaje. Si la composición y proporciones de encuadre destilan la esencia pictórica del cine mudo, es la textura fotográfica del kaurismäkiano Timo Salminen la que enfila el western clásico. Toda una maniobra de contención que contrasta con su elíptico desarrollo, cosido con un aberrante hilo conductor espaciotemporal en forma de lynchiano soldadito de plomo, edición de bolsillo del Monolito de Kubrick.

    Pero, en su afán de hipnótico simbolismo, esta sugerente propuesta formal termina demasiado acomodada en el enigma evocador. Por el camino se desmigaja una esquemática historia fragmentada entre la barbarie colonizadora y el naufragio existencial. Prescindiendo de la narrativa convencional, también fracasa en su apuesta sensorial de tintes oníricos, que, si bien se atisba, no logra transpirar a través de los poros rocosos de su exuberante armazón estético.

Anuncios

2 Comentarios

  1. Querido Yago: una vez más me quito el sombrero ante tu texto, me gustan las comparaciones que realizas y lo bien que te explicas, pese a lo que dijiste en clase de que no sabías muy bien por qué no te había gustado del todo. A mí tampoco me convenció el tema onírico, no entendí lo que pasó en la cueva, y en general, creo que no entendí la película realmente y no sé explicarlo. Aprecio que la narrativa sea diferente, desde luego, pero confieso que me aburrió, sobre todo me aburrieron esos largos planos fijos generales que tambén mencionas. Mi plano fijo favorito -bueno quizá no tan largo, es el de la escena final de “Centauros del desierto”, otro western, y ahí no me hubiera importado que fuera más largo. Gracias.
    Pilar

    Me gusta

  2. Hola, Yago:

    Está claro que no te ha gustado la película y, por tanto, creo que tu posición ante ella tiene que ser, ante todo, respetada. Discúlpame, no obstante, si te digo que es una lástima que no te haya gustado, porque has sido capaz de definir -o de atrapar algunos de sus aspectos- con gran precisión y belleza. Ahí está esta frase, por ejemplo: “un desolador desierto argentino como indescifrable laberinto paradójico que fagocita almas a la deriva.”

    Te discutiría tan sólo algunos detalles: cuando hablas de estatismo tarkovskiano, no puedo evitar rebelarme un poco, porque el cine de Tarkovski quizá fue ceremonial y exasperante en sus ritmos deliberadamente morosos, pero creo que nunca fue estático.

    Interpreto -y corrígeme si me equivoco- que la película empieza a desinteresarte por completo cuando se vuelve enigmática. No creo que esta sea una película que tenga que ser entendida de forma única y unilateral: es más bien, como apuntabas antes, un laberinto, pero ese laberinto no es indescifrable, sino enigmático. A mí la escena de la cueva, con ese juego con los tiempos verbales, es lo que más me fascina de la película. Eso y la imposibilidad de doblegar todo lo que nos cuenta a un único mensaje o argumento.

    Me gusta y me divierte, por ejemplo, que exista la posibilidad de que todo pueda ser interpretado como el sueño de abandono del perro que aparece en el epílogo.

    La última frase de tu crítica no me gusta, porque en ella dictaminas que Alonso fracasa y no puede estar de acuerdo con eso: lo que ha ocurrido es que tú no has entrado en lo que él te proponía. Te has rebelado. “Jauja” no tiene por qué gustarle a todo el mundo, pero quizá hay otras maneras de expresar este desacuerdo entre la película y tú sin necesidad de condenarla con un “fracaso”.

    Un abrazo,

    jordi

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s