GETT: EL DIVORCIO DE VIVIANE AMSALEM, de Ronit y Shlomi Elkabetz (Israel, 2014)

Cinco años y un día

Gett es la conclusión de una trilogía escrita y dirigida por los hermanos Shlomi y Ronit Elkabetz y protagonizadas por esta última, en las que denuncian las injusticias sufridas por la mujer en una sociedad israelí supuestamente moderna pero regida por leyes religiosas milenarias y caducas. En las películas anteriores: “Take a wife” y “Shiva (Seven days)” – que este crítico lamentablemente no ha podido ver a través de ninguna plataforma – nos van narrando el desamor y conflicto interior de su protagonista, así como las presiones de su entorno y la angustia en la que vive por su situación familiar.

Viviane ha pasado ya 3 años fuera del hogar conyugal y por la consistente negativa de su esposo a concederle el divorcio se ve obligada a solicitárselo al Tribunal Rabínico, que es el único que le podrá devolver su libertad. Este “divorcio” (gett en hebreo) del título del film en español es realmente un “juicio” a nuestra protagonista, tal y como indica su título en inglés. Dicho juicio se desarrollará con notable claustrofobia en una sala aséptica con unas ventanas que nos transmiten lo que está pasando fuera, por las que entra la luz del sol o por las que escuchamos el sonido de la lluvia. Presidido por tres rabinos ataviados con los típicos trajes negros y kipas de los religiosos judíos ortodoxos que están sentados en una tarima desde la que miran con superioridad a esta pareja que ocupa frente a ellos dos mesas de colegio sencillas, con sus respectivos abogados y bajo la atenta mirada de un secretario del juzgado que toma incansables notas y acompaña a los testigos.

Antes de obtener el gett del marido, hay que demostrar al tribunal que se han realizado todos los esfuerzos posibles de reconciliación, incluyendo la vuelta al hogar y esa será la primera petición que realicen los tres rabinos a Viviane. Así transcurren los primeros 3 meses, tras los que vendrán muchos más interminables retrasos, de semanas, meses y años con ridículas peticiones de los rabinos; varios testigos que hablarán de la devoción religiosa y participación en la comunidad de un marido al que vemos como frío y ególatra, Elisha (Simon Abkarian), pero, quien nunca pegó o engañó a su mujer; se hablará de las virtudes y rectitud de ambos, así como de la tozudez de la esposa por querer dejar a ese perfecto y pío marido al que cualquier mujer estaría encantada de tener, “solo tienes que respetarlo”, le espeta una testigo a Viviane. Cualquiera, excepto una que no le ama, que probablemente nunca haya amado y a la que nunca ha agradecido nada.

Los hermanos Elkabetz nos hacen sentir la angustia, la desesperación y la injusticia que sufre Viviane con una sobria puesta en escena. Empatizamos con esta mujer y con el agobio que siente al ver pasar el tiempo sin ninguna solución, la acompañamos en ésta su travesía en el desierto. La historia se cuenta desde el punto de vista de cada uno de sus protagonistas, manteniendo la cámara objetivamente en sus rostros, especialmente en el de Viviane, una mujer cansada, pero fuerte, de mirada resignada y triste, convencida de lo que quiere. La ropa, los peinados de ella y sus movimientos son intencionados; los diálogos son muy rápidos y muestran con claridad y rotundidad las convicciones y emociones de los implicados; especialmente elocuentes son los abogados y sus defensas: Menashe Noy (Carmel) y Sasson Gabay (Shimon). Las actuaciones de todos son brillantes. Se conocen bien y sienten encontrarse en esas circunstancias, pero harán lo que sea necesario para resolverlo acorde con sus doctrinas.

Anuncios

2 Comentarios

  1. Hola, Pilar:

    Otra crítica buena, prueba de lo buena que es la constancia a la hora de escribir y, sin que esto sirva de reproche a tus compañeros, está claro que estás siendo la más productiva y constante en el blog.
    Me surge una duda: Ronit Elkabetz protagoniza las tres películas… ¿pero encarna siempre al personaje de Viviane o se trata de tres historias distintas?

    Creo que el final del primer párrafo hubiese quedado mejor alterando un poco los tiempos verbales y prescindiendo de ese “nos” que siempre me parece feo -y papal- en una crítica. Yo lo hubiese dejado así: “En las películas anteriores: “Take a wife” y “Shiva (Seven days)” – que este crítico lamentablemente no ha podido ver a través de ninguna plataforma – narraron el desamor y conflicto interior de su protagonista, así como las presiones de su entorno y la angustia en la que vivía por su situación familiar”.

    En este texto me queda clara cómo es la forma de la película: basta con que hables de esa ventana, de esa habitación y de la sobriedad de la puesta en escena para que la lectura de tu texto logre que la película se manifieste como imagen.

    un abrazo,

    jordi

    Le gusta a 1 persona

  2. MUCHAS GRACIAS JORDI!!! La verdad es que cada vez me gusta más escribir y tus palabras me animan!!!!

    La actriz es la misma, la protagonista es siempre Viviane. es una trilogía que concluye con “Gett”, en la primera película parece ser que se describe la vida conyugal y el desapego que siente Viviane después de unos años de casada – durante el juicio cuenta cómo se casó muy joven y hasta confiesa que nunca quiso a su marido, pero que se casó porque tenía que casarse, porque todas se casan-; de la vida que llevan, de la falta de interés del marido por las cosas comunes y de cómo ella se quiere distanciar, pero empieza ver lo imposible de su deseo.

    En la segunda película hay un fallecimiento, coincide con la primera guerra de Irak y se juntan ambas familias- muy numerosas- para celebrar el “shiva”, los 7 primeros días de luto. Aquí Viviane sentirá la presión de su familia para no dejar a su marido y también se marcarán distancias de género y sobre todo religiosas entre todos ellos. La conlusión aparece en “Gett” cuando tras 3 años fuera del domicilio conyugal y la negativa absoluta del marido a concederle el divorcio, Viviane tiene que acudir a este tribunal rabínico.

    Realmente muy recomendable, espero poder ver algún día estas dos primeras películas.
    Abrazos,
    Pilar

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s