El Capital Humano, Paolo Virzì, Italia 2013

Dino, Carla, Serena y el valor económico de una vida

“Capital humano” es el término que utilizan algunas aseguradoras para determinar la proyección de las ganancias de una persona –según edad, trabajo, perspectivas de futuro, etc.- que fallece repentinamente, para calcular y entregar la compensación correspondiente del seguro a su familia, es decir, el valor económico de una vida.

Basada en la novela del americano Stephen Amidon del mismo título, aquí su acción pasa de Connecticut a las afueras de Milán, demostrando que vivimos en un mundo globalizado donde financieros sin escrúpulos, ambiciones, arribismos y miserias humanas se prueban iguales a ambos lados del charco. Paolo Virzi conocido entre otras por “La prima cosa bella” triunfó con este film en los Premios David di Donatello del año pasado con 7 galardones incluyendo mejor película, guión, actriz principal y actores secundarios, frente a los 9 que consiguió la otra gran cinta italiana del 2014, “La gran belleza”.

Virzi nos presenta este thriller en tres capítulos más un epílogo en torno a la resolución del atropello de un ciclista por un todoterreno de lujo en la noche en la que los protagonistas acuden juntos a una cena de gala en el instituto de sus hijos. Los flashbacks al inicio de cada historia nos llevarán a un período de seis meses atrás para entender lo ocurrido. Empezaremos conociendo a Dino (Fabrizio Bentivoglio) un agente inmobiliario ambicioso que quiere escalar socialmente aprovechándose del noviazgo de su hija con el hijo del millonario local, Giovanni (Fabrizio Gifuni), un asesor financiero de fondos de inversión muy golosos que prometen el 40% de interés.

Carla (Valeria Bruni Tedeschi) es la pobre esposa aburrida del millonario en busca de un proyecto que llene su vida, la conoceremos mejor en el segundo capítulo. Y será en el tercero donde los hijos de ambos matrimonios entren en acción como complemento o contrapunto en la vida de sus padres.

El contexto de las diferencias sociales de los protagonistas está muy bien definido, tanto que a veces entramos en situaciones casi grotescas, pero tremendamente reales. Todos evolucionan al ritmo del desarrollo de la intriga, manteniéndonos atentos a la pantalla hasta el final.

La protección de los padres a un hijo tras un mortal atropello la hemos visto recientemente en “Relatos Salvajes” – película que lamentablemente se ha visto superada por la realidad en otra de sus historias. La presentación de la película narrada desde puntos de vista diferentes también ha sido plasmada en la gran pantalla en numerosas ocasiones sobre todo por González-Iñárritu, o en cintas como Pulp Fiction o Crash. Aquí además asistimos al final de la era de la prosperidad económica definida en la escena inicial de la película donde los camareros barren con avidez el confeti de fin de fiesta tras la cena en el instituto, pero ese fin de fiesta no es real, ya que como bien sabemos los tiburones financieros sobreviven a todo tipo de tormentas.

Anuncios

4 Comentarios

  1. Muy buena crítica, Pilar. Sólo te discutiría la adscripción que haces al género thriller: yo, por lo menos, no tengo tan claro que la película se pueda ajustar a ese género, aunque es cierto que el “¿Quién lo hizo?” domina buena parte de la trama.
    Por otro lado, tienes razón en los referentes que utilizas, pero me molesta un poco el que uses ese “sobre todo por González-Iñárritu”: está claro que esta película es, en buena medida, hija de estas películas que mencionas que han jugado con el tiempo y el punto de vista, pero al usar esa fórmula para dar énfasis a esa afirmación da la impresión de que el mexicano tenga la patente de una fórmula que, en realidad, tiene otros precedentes más antiguos e ilustres (aunque es probable que Virzì no los haya tenido en cuenta): “Rashomon” de Kurosawa es el gran modelo de historia contada según distintos puntos de vista (complementarios o directamente enfrentados) y luego tenemos el modelo de narraciones puzzle de “Ciudadano Kane”, etc…

    un abrazo,

    jordi

    Le gusta a 1 persona

  2. Muchas gracias Jordi. Cuando escribo siempre siento una gran losa por el desconocimiento tan grande que tengo del cine, por lo que me cuesta mucho encontrar referencias más antiguas y me quedo en las más recientes. Me gusta mucho ir a clase porque aprendo y porque despiertas mi curiosidad sobre temas o películas a las que no le prestaría atención, y aunque confieso que me gustaría ver más de lo que nos recomiendas, no tengo el tiempo, pero lo agradezco enormemente. Es un placer que compartas con nosotros tus conocimientos! Gracias de verdad.

    Me gusta

  3. Hola Pilar, soy Almu. Tenía muchas ganas de poder curiosear vuestro blog de crítica de este año y, por fin, lo he conseguido. Por cierto, me gusta mucho su diseño. Vi esta película hace unas semanas y la escogí porque era la única que se adaptaba al horario que me conviene en el cine que tengo cerca y que, además, proyectaban en v.o. Entré en la sala con cierto recelo pensando que iba a ser otra peli más de historias cruzadas y, prara mi sorpresa, me gustó mucho y descubrí, además, a Valeria Bruni, cuyo personaje me pareció la cara dulce o más humana del que interpretaba Cate Blanchet en Blue Jasmine.
    Un placer leer tu crítica y espero poder seguiros en el blog con más frecuencia.

    Un beso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s